Eficacia del paracetamol intravenoso para el cierre del conducto arterioso en recién nacidos prematuros

Henry Sergio Carrillo-Arteaga, Jessica Valencia-Avendaño, Lucía Oliveros-Ruiz

Resumen


Antecedentes: los inhibidores de la ciclooxigenasa, como la indometacina
y el ibuprofeno, que se utilizan para el cierre del conducto arterioso
tienen efectos adversos significativos en el recién nacido, por lo que
es importante explorar nuevas alternativas de tratamiento eficaces y
seguras. Una de ellas podría ser el paracetamol intravenoso.
Objetivo: evaluar la eficacia y seguridad del paracetamol intravenoso
para el cierre del conducto arterioso en recién nacidos prematuros.
Material y métodos: se realizó un estudio prospectivo, experimental, en
recién nacidos prematuros con diagnóstico ecocardiográfico de persistencia
de conducto arterioso hemodinámicamente significativo; se les
administró paracetamol intravenoso (15 mg/kg/do) cada seis horas por
tres a siete días. En la evolución de estos pacientes se trató de identificar
el cierre del conducto arterioso y los efectos adversos del paracetamol.
Resultados: se incluyeron nueve recién nacidos prematuros con edad
gestacional de 33.2 semanas y peso medio de 1 509 gramos. Cinco
(55%) tuvieron índice de Yeh ≥ 3, por ecocardiografía el diámetro interno
medio del conducto arterioso fue de 2.81 ± 1.05 mm con una relación
aurícula izquierda/raíz aortica media (AI/Ao) de 1.5 ± 0.32. Se detectó
el cierre del conducto arterioso en ocho (89%) pacientes; el tiempo
medio de cierre fue de 3.4 ± 1.7días. No se identificaron reacciones
adversas al paracetamol.
Conclusiones: el paracetamol intravenoso puede ser una alternativa de
tratamiento eficaz y segura para el cierre del conducto arterioso hemodinámicamente
significativo; sin embargo, se requieren más estudios
para validar estas observaciones iniciales.


Palabras clave


conducto arterioso; paracetamol; prematuro

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.18233/APM36No1pp18-25

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.