Endocarditis infecciosa por Granulicatella adiacens en un niño con cardiopatía congénita. Reporte de Caso

Carito Yeniffer Nery Zavaleta, Viviana Nario Lazo, Susan Verónica Genaro Saldaña

Resumen


INTRODUCCIÓN: La endocarditis infecciosa (EI) por Granulicatella adiacens es una enfermedad rara en los niños difícil de tratar, pero con una morbimortalidad significativa. Los niños con cardiopatías congénitas (CC) tienen un mayor riesgo de desarrollar EI.


PRESENTACIÓN DE CASO: Niño de siete años con antecedente de atresia pulmonar, conducto arterioso persistente (CAP), comunicación interventricular (CIV) no corregida y múltiples colaterales aortopulmonares (MAPCAS), que presentaba signos y síntomas de EI, con vegetaciones en el ecocardiograma y cultivo positivo para Granulicatella adiacens. Recibió ceftriaxona más vancomicina durante seis semanas y gentamicina durante las dos primeras semanas. El paciente desarrolló glomerulonefritis inmunomediada e insuficiencia renal aguda. Se logró una mejoría clínica y de laboratorio; y no se encontró vegetaciones cuando fue dado de alta.


CONCLUSIONES. La EI por Granulicatella es una entidad que debe considerarse en la población pediátrica con CC, especialmente de tipo cianótico. El tratamiento con β lactámicos más aminoglucósidos suele ser la terapia empírica de primera línea. La vancomicina también puede ser una opción farmacológica alternativa en cepas resistentes. Sugerimos hacer un seguimiento aproximado de la afectación renal que puede desarrollarse como complicación de la propia EI, así como por nefrotoxicidad por fármacos.

 


Texto completo:

PDF

Referencias


Christensen JJ, Facklam RR. Granulicatella and Abiotrophia species from human clinical specimens. J Clin Microbiol 2001; 39: 3520–3. DOI: 10.1128 / JCM.39.10.3520-3523.2001

Gupta S, Sakhuja A, McGrath E, Asmar B. Trends, microbiology, and outcomes of infective endocarditis in children during 2000-2010 in the United States. Congenit Heart Dis 2017; 12: 196. DOI: 10.1111 / chd.12425

Ware AL, Tani LY, Weng HY, Wilkes J, Menon SC. Resource utilization and outcomes of infective endocarditis in children. J Pediatr 2014; 165: 807. DOI: 10.1016 / j.jpeds.2014.06.026

Rushani D, Kaufman JS, Ionescu-Ittu R, Mackie AS, Pilote L, Therrien J, et al. Infective endocarditis in children with congenital heart disease: cumulative incidence and predictors. Circulation 2013; 128: 1412-19. DOI: 10.1161 / CIRCULATIONAHA.113.001827

Baltimore RS, Gewitz M, Baddour LM, Beerman LB, Jackson MA, Lockhart PB, et al. Infective endocarditis in childhood: 2015 update: A scientific statement from the American Heart Association. Circulation 2015; 132: 1487-1515. DOI: 10.1161 / CIR.0000000000000298

Shailaja TS, Sathiavathy KA, Govindan U. Infective endocarditis caused by Granulicatella adiacens. Indian Heart J 2013; 65: 447-449. DOI: 10.1016 / j.ihj.2013.06.014

De Luca M, Amodio D, Chiurchiù S, Casteluzzo MA, Caló FI, D’Argenio P. Granulicatella bacteraemia in children: two cases and review of the literature. BMC Pediatrics 2013; 13: 61. DOI https://doi.org/10.1186/1471-2431-13-61

Habib G, Lancellotti P, Antunes MJ, Bongiorni MG, Casalta JP, Del Zotti F, et al. Guía ESC 2015 sobre el tratamiento de la endocarditis infecciosa. Rev Esp Cardiol 2016; 69: 1-49. DOI: 10.1016/j.recesp.2015.11.015

Boils CL, Nasr SH, Walker PD, Couser WG, Larsen CP. Update on endocarditis-associated glomerulonephritis. Kidney Int 2015; 87:1241-1249. DOI: 10.1038 / ki.2014.424

Ritchie BM, Hirning BA, Stevens CA, Cohen SA, DeGrado JR. Risk factors for acute kidney injury associated with the treatment of bacterial endocarditis at a tertiary academic medical center. Journal of Chemotheray 2017; 29: 292-298. DOI: 10.1080 / 1120009X.2017.1296916




DOI: http://dx.doi.org/10.18233/APM43No3pp174-1782295

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.